Av.Central 555, El Bosque Santiago +56 22 346 2000
   

Redes Sociales  

   

Tranferencias Bancarias  

   

Contraseña Schoolnet  

A través del siguiente formulario puede solicitar una contraseña para acceder a Schoolnet. No omita ningún campo y responda la pregunta.
   

Santiago, 12 de Noviembre de 2019

 

Estimada comunidad agustiniana,

El día lunes 28 de octubre del presente año, nuestro colegio retornó a clases luego de la suspensión de clases desde el día 21 al 25 de Octubre, producto de las dificultades e inseguridades que pudieran ocurrir con la asistencia al establecimiento, todo esto producto del contexto en el que nuestro país se encuentra actualmente. Este día, animados desde la Dirección y

el Consejo de Profesores, los alumnos realizamos una jornada de reflexión en las tres primeras horas de clase, en la cual los cursos en compañía de sus profesores jefes conversaron sobre lo acontecido en nuestro país en estos días, en donde pudimos develar nuestras sensaciones y vivencias personales estos días. También se produjo el espacio para consensuar las causas por las cuales nuestro país se encuentra en este proceso social. Es en este último punto, en donde los estudiantes generamos un diagnóstico desde los cursos de séptimo a cuarto medio de manera escrita y que sentimos que plasman la desigualdad que tiene a nuestro país con este malestar social y que expondremos en los siguientes puntos:

En materia de seguridad, primero que todo, repudiamos los hechos de violencia provocados en la capital, así como también en la vulneración de los derechos humanos en el accionar de las fuerzas de orden. Creemos que las evidencias sobre el accionar desmedido del ejército y carabineros, deben investigarse y castigarse severamente. No es posible de que en el Chile del siglo XXI, producto de una manifestación ciudadana, tengamos casi 2.000 heridos, donde un décimo de ellos con heridas oculares serias y lo más grave, más de una decena de muertes. Solicitamos con urgencia que se usen los protocolos de forma correcta y que no se sigan vulnerando los DDHH. Y continuando en esta materia, nos resulta denigrante que la seguridad en los sectores periféricos de la ciudad, sean tan deficientes, no así como en los sectores acomodados de la capital. Pareciera que existiesen ciudadanos de categorías diferentes. Exigimos mayor seguridad y resguardo para nuestras comunas, pero no solo por el contexto actual, sino que de manera constante para que de una vez por todas, el narcotráfico y la delincuencia dejen de controlar nuestro entorno.

 

En materia de salud, se evidencia de manera clara, que la atención pública en nuestro país tiene un pésimo servicio y al mismo tiempo una precariedad en los recursos, principalmente en el acceso y la atención de la misma. Esto evidenciado en las largas esperas para una atención digna y de calidad, sobre todo para los hogares de menores recursos de nuestro país, los que no tienen acceso a una atención privada, la cual difiere enormemente en el servicio que entrega respecto a la pública. En este mismo tema, también encontramos un abandono a nuestros adultos mayores, los cuales dependen directamente de este sistema, no existe un trato especial del sistema público y tienen que hacer largas filas para esperar una atención en estos hospitales, ya sea para tratar una enfermedad, realizarse un control médico o ir a buscar sus medicamentos. Agregar también la necesidad de la salud mental de las personas, el estado debe garantizar el acceso a psiquiatría y a una atención digna de la misma.

 

                En materia de transporte, sentimos que el valor del servicio no se condice con la realidad de nuestro país y al servicio entregado. No es aceptable gastar 800 pesos por el uso del metro en horario punta, lo cual genera un gasto mensual de casi un quinto del ingreso de la gran mayoría de los hogares de nuestro país. De la misma forma son inaceptables las constantes alzas en el transporte público y que en muchos casos no se condice con la realidad de nuestro país. Llamamos a reformular la manera de tomar estas decisiones, que sea transparente y que responda el valor a pagar a nuestra realidad y al servicio entregado. Resulta, por decir lo menos, curioso, que el pasaje no disminuya nunca y que este panel solo decida aumentos de forma progresiva. También hacemos notar que deben existir políticas públicas hacia el transporte de nuestros adultos mayores. El costo del servicio que antes se mencionaba, se vuelve crítico en el presupuesto de un pensionado, por lo cual creemos que se debiese asegurar la gratuidad del servicio para los pensionados de nuestro país.

 

                En materia laboral, encontramos consenso en que las remuneraciones en la gran mayoría de los hogares de nuestro país es insuficiente para poder vivir tranquilamente en nuestro país, esto producto de las bajos sueldos que entregan los trabajos y que genera una angustia a las familias de nuestro país. Se debe garantizar un ingreso mínimo digno para nuestros hogares. También relacionado con eso, las extensas jornadas laborales dificultan enormemente las relaciones que ocurren en nuestras familias, en donde muchos de nosotros puede tener tiempo con nuestras familias a partir de las 20 horas, producto que sus padres llegan muy tarde a las casas y en casos más extremos, pasado las 22 horas, creemos que se debe reducir la jornada laboral para responder a este punto.

 

                En materia previsional creemos que es un punto especialmente sensible en nuestro país, es inaceptable que nuestros adultos mayores, ahorren durante más de 40 años y que tengan una pensión indigna, nosotros tenemos abuelos que sufren día a día para hacer rendir 100.000 pesos durante un mes y que cada vez les cunde menos. Se debe hacer una reforma a nuestro sistema de pensiones y que impacte no en 10 o 20 años, sino que ahora de forma real. Es insuficiente entregar un porcentaje a la pensión, hay que cambiar el sistema y retrotraer las reformas que transformaron al sistema de pensiones en un verdadero negocio para las AFP. Es una vergüenza que las pérdidas de las AFP sean pagadas por los usuarios y que las ganancias, sea prácticamente para las AFP. Se debe crear un sistema de pensiones en donde no exista un negociado y que garantice pensiones que le permitan vivir de forma tranquila la última etapa de vida y no que los angustie y los tenga al borde de la depresión

 

                En materia económica debemos cambiar completamente el sistema de desarrollo que nuestro país. Debemos dejar de ser un país extractivista de sus recursos naturales y comenzar a ser industrializado. Es inaceptable que nuestras materias primas se encuentren todas privatizadas por industria extranjeras y que va en directo beneficio de ellas y no para nuestro país, de que al mismo tiempo, los recursos naturales estén en manos de privados y que año a año aumentan el costo de los servicios públicos de manera arbitraria, sobretodo luz y agua. Debe existir una disminución en el costo de los servicios básicos y al mismo tiempo garantizar un manejo estatal en estas estructuras. En este mismo punto resulta escandaloso que para un país que no tiene costumbre de intervención bélica, se tenga un gasto tan exagerado en FFAA, tiene que existir una disminución importante en los aportes fiscales en esta materia, para poder financiar políticas sociales de mayor impacto para nuestras familias. Además disminuir los impuestos a los libros y otros elementos que permitan el desarrollo a la cultural de nuestro país. Generar un impuesto diferenciado en el que se tome en consideración el ingreso de las personas, aumentar el sueldo mínimo progresivamente partiendo por un valor de 400.000 pesos líquidos. Entre otras cosas.

 

                En materia de educación, algo que nos toca directamente, es urgente reforzar la educación pública en nuestro país, inyectándoles mayores recursos y mejorar las remuneraciones a los docentes, de tal forma que sea atractivo que profesores de calidad hagan clases en estos colegios. Los resultados nos hablan de la enorme diferencia entre la educación particular pagada versus la educación con aportes estatales y eso dificulta el acceso a una educación superior y por tanto la oportunidad de acceso a mejores condiciones a un sector de nuestro país; esto es claramente producto de la enorme diferencia en que la calidad de un colegio con aportes del estado y otro que puede costar sobre los 300.000 pesos. Esto habla de que en Chile se puede alcanzar mejores condiciones educativas y oportunidades, pero solo si puedes pagarlas, la gran mayoría de los hogares no puede hacerlo y el talento se pierde solo por oportunidades. De la misma forma ocurre una injusticia tremenda en la educación universitaria Los métodos de financiamiento en nuestro país, como el CAE, son verdaderos negocios y terminaremos sobrepagando el dinero pedido para pagar la educación superior, durante una cantidad de años enorme, lo cual condiciona el desarrollo profesional futuro. Nuevamente un problema de oportunidades.

En el mismo ámbito educativo, consideramos necesaria, mayor información sobre la contingencia y también algunos aspectos cívicos, los cuales no son abordados por el curriculum de nuestro país, creemos que debe existir mayor educación cívica y no solo para tercero y cuarto medio, sino también en años anteriores a estos, así como también aprovechar ciertas asignaturas para tratar temas de mayor contingencia social y formar de mejor forma el pensamiento crítico de los estudiantes desde un punto de vista objetivo y con oportunidades de dialogo entre estudiantes y profesores.

 

En materia política es preocupante que existe una crisis de representatividad en nuestro país, esto debido al desinterés por parte de la población a participar en los aspectos políticos, producto de la nefasta manera en que las personas que hoy hacen política en nuestro país, han llevado las leyes y la representatividad entregada por la ciudadanía, no para solucionar los problemas que les acongojan, sino que para beneficiarse de estos puestos de poder. Comenzar diciendo las grandes sumas que tienen los cargos políticos en nuestro país, los cuales superan en 30 veces el ingreso mínimo, la jornada en que ellos legislan y  las libertades que a sí mismos se conceden para realizar su labor, aprovechándose de fondos fiscales para beneficiarse a sí mismos. Nos parece vergonzoso que falten más de 80% de los honorables a hacer su trabajo sin tener un perjuicio directo y que esto entrampe y sea utilizado como estrategia para frenar políticas sociales y de otra índole, las cuales van en directo beneficio de la población. También mencionar que resulta inquietante que existan personas que ostenten un puesto durante muchos años, existen puestos ocupados durante más de 6 o más periodos y que no existe una medición o rendición de cuentas sobre los avances obtenidos. Es por eso que creemos necesario disminuir de manera inmediata y de forma simbólica los puestos de representación ciudadana de alto cargo en nuestro país, que los parlamentarios y senadores disminuyan su ingreso en por lo menos en 50% y que no tengan ellos la potestad de aprobarse su aumento en el presupuesto de la nación. También restringir el puesto de parlamentarios, alcaldes, concejales y senadores a un máximo de dos periodos, de tal forma que no se generen mayores vicios de corrupción y de pasividad en el puesto, y que exista mayor transparencia en las legislaciones que realiza cada parlamentario y senador, para hacer un seguimiento de la representación que está ejerciendo en su sector.

En el mismo tema es necesario notar que la representatividad, por lo expuesto en el párrafo anterior, está en tela de juicio, desde la legitimidad de nuestra constitución y hasta la participación de la población, creemos que debe haber un cambio en la constitución para que esta represente a nuestro país, y para que esto ocurra, se generen asambleas y consultas ciudadanas de tal forma de poder discutir en los artículos que esta debe tener. Nos parece que se deben buscar mecanismos de mayor representatividad de la población, esta puede ser asambleas constituyentes, cabildos u otros, esto generaría que no sea necesario una cantidad tan alta de parlamentarios y senadores y por ende bajar los números en ambas cámaras.

 

En lo anterior, exponemos como estudiantes del colegio agustiniano, las injusticias que vivimos día a día y que son el descontento que acumulamos durante años, tanto nosotros como nuestras familias y cercanos. Esperamos que nuestras autoridades estén a la altura de este desafío y que den soluciones reales a la ciudadanía, queremos un Chile más justo, en donde las oportunidades sean las mismas para todos y que exista una vejez digna, una salud y educación de calidad, unos representantes que no estén por el dinero y sus intereses, sino los interés de quienes representan y por sobretodo que se acaben los abusos y el oportunismo de un pequeño grupo que aglomera la mayoría de las riquezas en desmedro de prácticamente todo el resto de la población.

Esta es la reflexión del colegio agustiniano y esperamos de todo corazón que este proceso sea el primer paso para la construcción de un chile más justo y que represente a todos los chilenos.

 

Saluda atentamente

 

Presidentes de curso del colegio agustiniano y centro de estudiantes del colegio agustiniano

 

   
© Colegio Agustiniano - El Bosque