Av.Central 555, El Bosque Santiago +56 22 346 2000
   

Redes Sociales  

   

Tranferencias Bancarias  

   

Contraseña Schoolnet  

A través del siguiente formulario puede solicitar una contraseña para acceder a Schoolnet. No omita ningún campo y responda la pregunta.
   

San Bernardo, 28 de noviembre de 2019

Estimada profesora,
Junto con saludar quisiera manifestarle mi preocupación y sentir por los hechos sucedidos el día de ayer en el Colegio Agustiniano, en el contexto de la situación social que se vive en nuestro país. Todo partió con un whapsapp que circuló, en el cual se llama a cualquier persona a tomarse el colegio, producto de la “supuesta” represión a la manifestación de algunos estudiantes desarrollada en recreo; frente a este hecho puedo comentarle que me embargan distintas emociones, que van desde la rabia, pasando por la inseguridad, angustia hasta la tristeza, porque se ve amenazado el espacio protector de mi hijo, sin mencionar la coerción ejercida al derecho de estudiar de los niños y niñas.

Con profunda consternación, leí el comunicado enviado por dirección el día miércoles 27 del mes en curso, dando cuenta de todo el proceso educativo efectuado con la comunidad escolar por medio del ejercicio plenamente democrático a través de los organismos pertinentes, evidenciando el espíritu y los valores de formación que se hacen carne en nuestros hijos e hijas y por los cuales elegí al colegio agustiniano; lamentablemente, algunos de nuestros jóvenes no comprenden el daño que causan con sus acciones a la comunidad educativa, empatizo con sus demandas, no obstante, no comparto la forma “pacífica” en la que ellos quieren imponer su voluntad desconociendo los caminos democráticamente correctos para el ejercicio del diálogo y la discusión.
Es por lo anterior, que quiero manifestarles a ellos, nuestros jóvenes, lo que conllevó en mi hijo el ejercicio de su “pacífica acción”.
En el minuto que llegó a casa para conversar con él, menciona lo siguiente: “mamá hoy pasó algo muy extraño en mi colegio, los niños de media hicieron una manifestación en el recreo, a mí y a mis compañeros nos dio miedo, mamá yo estaba temeroso, porque gritaban, además había carteles en varios lugares: uno en frente de mi sala, al lado del extintor que decía: “te haces el güeon”, ¿nos estarán diciendo a nosotros?; otros, en el patio pegados en los casilleros, los que decían cosas muy feas de los profesores y del director”, mamá no entiendo: ¿qué pasa? ¿por qué nos dicen eso? Nosotros solo estudiamos y jugamos, mamá esto me dejo nervioso y me da miedo ir a mi colegio”.
Frente a este relato, déjenme mencionarles queridos jóvenes, me duele el alma, ¿cómo le explico a mi hijo lo sucedido? ¿cómo lo abordo? Ustedes están pidiendo un acompañamiento psicológico, ¿cómo es posible que no tengan en cuenta las emociones junto a los efectos que causan con su acto pacífico en nuestros niños y niñas? Sin ni siquiera mencionar que no están asistiendo a clases, que ven coartado su derecho a relacionarse con sus amigos, a aprender, entre otros.
Como apoderada les hago la petición y el llamado a CONSTRUIR, por medio del diálogo, de la formación, practiquen los derechos democráticos que ustedes han heredado los que como país y sociedad nos ha costado tanto erigir, ustedes son el modelo de los niños de su comunidad agustiniana, formen comunidades, debatan, discutan; pero siempre teniendo claro la dirección: el bien de su comunidad por sobre los intereses individuales. Por último, quiero manifestar mi enorme agradecimiento a quienes conforman la comunidad agustiniana: directivos, alumnos, docentes, en especial a nuestra profesora, quienes han contribuido a la contención, protección, formación académica y valórica de mi hijo, reconozco en ustedes el trabajo sistemático, preocupado y por sobre todo, el amor y carisma con el que desempeñan su labor.

Un abrazo fraterno,



Apoderada 2º Básico

   
© Colegio Agustiniano - El Bosque