Av.Central 555, El Bosque Santiago +56 22 346 2000 - info@colegioagustiniano.cl

Últimas Noticias  

   

Calendario Agustiniano  

Enero 2022
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
   
   

Contraseña Schoolnet  

A través del siguiente formulario puede solicitar una contraseña para acceder a Schoolnet. No omita ningún campo y responda la pregunta.
   

ASPECTOS GENERALES DEL COLEGIO AGUSTINIANO :

El Colegio Polivalente Agustiniano de El Bosque, RBD 25464-9, está situado en Avda. Central 555, Comuna de El Bosque.
Pertenece a la Corporación de Educación Agustiniana.
Su Representante Legal : D. Manuel Orellana Sánchez.
Fue fundado en 1999 como Colegio Polivalente anexo al Colegio Campanita.
Obtiene reconocimiento como Colaborador del Estado a través del Decreto 2295 del año 2001
Su infraestructura es autorizada para educar  1768 alumnos, según resolución exenta  680 del 21 de marzo de 2017.
Su matrícula 2020 fue de 1703 alumnos , manteniéndose igual respecto del año 2019 

El Colegio Agustiniano fundamenta su acción educativa en el pleno e integral desarrollo de la persona. Pone énfasis en:

 - El desarrollo de hábitos y capacidades de esfuerzo, trabajo constante y sistemático.

 - Una visión del hombre como persona plenamente, libre, responsable de sus actos, a la vez que abierta a la trascendencia.

 - Éxito académico que posibilite a cada alumno el acceder al mundo universitario y al desarrollo de una vocación y profesión elegida. 

AFRONTAMIENTO DE LA EXCEPCIONALIDAD DURANTE EL AÑO 2020

 Como todos sabemos, el año 2020 fue un año diferente.
El mundo entero y nuestro país pasó y continúa de igual manera, por condiciones sumamente excepcionales debido a la pandemia COVID-19.
Nuestro colegio, al igual que toda la educación, no fue la excepción.
Nos enfrentamos a un virus desconocido, en una situación pandémica también desconocida, a medidas de confinamiento y con repercusiones sanitarias, económicas, sociales y sicológicas absolutamente distintas a todo lo que habíamos vivido hasta entonces.
Ninguno estaba preparado para que, de la noche a la mañana, un 16 de marzo, sin casi haber iniciado el año, sin que los alumnos y profesores nuevos siquiera alcanzásemos a conocernos, nos vimos encerrados en nuestras casas tratando de continuar una vida escolar desde nuestros hogares en lo que inicialmente supusimos que sería un pequeñísimo paréntesis en nuestras vidas.
Nuestra respuesta inicial (Trabajo a partir de guías) tenía un supuesto : brevísimo tiempo en la casa y una vuelta a rápida para recomenzar nuestra vida normal.
A las 3 semanas sin clases tuvimos el convencimiento de que el mundo había cambiado. La Dirección y los Profesores, también un buen grupo de apoderados, comenzaron la implementación acelerada de dispositivos de conexión remota y organización académica que ofreciesen a nuestros estudiantes la oportunidad de continuar desde la casa el proceso escolar.
No fue fácil. ¿Qué estaba pasando con nuestros alumnos y sus familias? ¿Cuántos enfermos? ¿cuántos desempleados? ¿Qué y cómo hacer para llevar nuestras clases a los livings de las casas? ¿Cuáles eran las condiciones de conectividad de profesores y de familias? ¿Cuántos aparatos tecnológicos estaban en poder de nuestras familias y profesores para llevar a cabo esta conectividad? ¿Cuántas familias y profesores estaban en condiciones de hacer un gasto extraordinario para ofrecer a cada uno de sus hijos la conectividad y los aparatos para llevarla a cabo? ¿Cuán capacitados estábamos para hacer y/o recibir clases “on line”?.
Desde la parte colegial las dificultades y las preguntas tampoco eran fáciles de responder : ¿Cómo abarcar la totalidad de la educación en un proceso a distancia? ¿Cómo sería posible atener a cada uno de nuestros estudiantes y familias en sus necesidades particulares? ¿Qué plataforma de las existentes nos daría respaldo y seguridad de continuidad del servicio, respuesta a un universo de más de 2.000 usuarios, seguridad contra hackeos y posibilidades de desarrollo posterior? ¿Cuál sería la mejor plataforma para responder a las exigencias de excelencia académica que el colegio debería mantener? ¿Cuál sería su costo? ¿Cuál sería la estrategia más adecuada para llevar a cabo la implementación? ¿Cómo y cuánto tiempo necesitaríamos para capacitar en el uso de una plataforma a profesores y estudiantes? ¿Cuál debería ser la gradualidad con que implementar un posible plan? Etc., etc.
Las vacaciones en abril nos dieron un pequeño respiro de tiempo para hacer los giros necesario y comenzar la búsqueda, contrato e implementación de una plataforma desde la que paso a paso armar un colegio virtual.
La plataforma elegida y con la que se inició contrato fue la Plataforma G Suite de Google.
Aporte invaluable y decisivo en esta tarea fue el realizado por la Sra. Karen Morales, responsable del Dpto. de Computación colegial y la Profesora Viviana Pardo.

Después de las vacaciones se inicia la aplicación del plan, consistente en tres fases : 

  1. Capacitación y conexión de todos y cada uno de los miembros de la comunidad escolar (Directivos, Profesores, Profesores, Alumnos y Apoderados) a través de correos personales institucionales y otras herramientas de conectividad y trabajo escolar : Power Point, Videos, Drive, etc.
  2. Implementación de la plataforma CLASSROOM
  3. Implementación de la Plataforma MEET

A partir del mes de mayo y hasta el mes de agosto, se fueron haciendo realidad estas tres fases.
Una cuarta fase, dispuesta e iniciada con posterioridad y actualmente en su etapa final de desarrollo es la implementación tanto física como académica y curricular de las clases vía “Streaming”.
En el mes de agosto la inmensa mayoría de los miembros del colegio estaban conectados y utilizando las herramientas de internet dispuestas, para llevar adelante el proceso educativo.
Una a una se fueron implementando exitosamente las herramientas siguiendo las pautas dispuestas por las autoridades educacionales en cuanto a :

  • flexibilidad, gradualidad y voluntariedad,
  • procurando no dejar a nadie atrás,
  • cuidando en especial a quienes tenían mayores dificultades, tanto técnicas como personales,
  • integrando cada nuevo paso en lo anteriormente recorrido, sin rupturas, sin quiebres 

INDICADORES DE EFICIENCIA INTERNA 

Paralelamente a este proceso que podríamos llamar “tecnológico”, se implementó la elaboración, divulgación y puesta en práctica de todo un canon de reglamentos, procedimientos, orientaciones pedagógicas y disposiciones de atención y seguimiento personalizado, tanto a nivel académico como socioemocional. (Proyecto de atención integral de los alumnos llevado a cabo desde Convivencia Escolar).
Resultado de este trabajo fueron los nuevos Reglamentos y Protocolos para la Educación Remota, las Orientaciones para la Implementación Curricular, el Plan para el Retorno a Clases Presenciales y el Programa “Conexiones”.
Por ello siempre los resultados fueron para mejor y podemos decir con satisfacción que se hicieron todos los esfuerzos necesarios para que ninguno de nuestros alumnos quedare. fuera de este proceso. La afirmación anterior no fue fácil de hacer realidad, en un universo enorme (1700 familias) y absolutamente dispar en todo sentido, como lo es el colegio Agustiniano. Debemos estar orgullosos de nuestro proceso.
Estamos conscientes que, especialmente en los primeros meses, no se marchó a la velocidad que algunas familias quisieran. Las presiones son buenas y debemos agradecer a quienes desde sus correos nos apuraban. También debemos agradecer a la inmensa mayoría de los apoderados que, aun sintiendo que se podrían hacer las cosas de otra manera, hicieron sus aportes y observaciones desde la positividad, confiaron, apoyaron y animaron al Colegio en cada momento.
El resultado académico final es el logro de los objetivos priorizados y catalogados como imprescindibles por el MINEDUC. (P1).
En la práctica esto se traduce en que sólo 6 alumnos repitieron año.
En que la totalidad de los niños y niñas de 1º Básico aprendieron a leer y que en todos los niveles se fue incrementando paulatinamente la conexión y la participación de los alumnos, con un promedio de 76% de asistencia a clases MEET durante los meses de agosto a octubre y alcanzando un 85% de promedio en el mes de noviembre.
Usar las herramientas es una primera parte. Usarlas para sacarles el mayor provecho posible es un trabajo largo, de esfuerzo continuo y sobre todo de cambio de mentalidad.
En este proyecto es en el que estamos embarcados.
En el tema de la conectividad, teletrabajo y educación a distancia, el mundo avanzó en pocos meses lo que inicialmente se había presupuestado que tardaría décadas. Debemos reconocer y felicitar el esfuerzo de los educadores y el cambio que lideraron a nivel colegial.
Pero el verdadero cambio se producirá cuando haya un cambio de mentalidad y un enfoque educativo adecuado a las nuevas circunstancias y medios tecnológicos presentes ya en nuestro mundo. Esta es una tarea de años y les puedo asegurar que el Colegio Agustiniano, partiendo por sus educadores, no se quedará atrás.
Paralelo a este proceso académico, la pandemia atacó la salud de muchos miembros de nuestra Comunidad Agustiniana. Gracias a Dios, no tenemos que lamentar el fallecimiento de ninguno de nuestros alumnos, pero sí el deceso de varios apoderados y otros muchos miembros de las familias, cercanos o no tan cercanos. Para todos ellos vaya nuestro pésame y la oración de toda la comunidad Agustiniana.
Otro ámbito en que nuestra comunidad fue afectada fue el económico.
Desde el principio supimos todos que la disminución de la actividad económica golpearía a muchas de nuestras familias.
Por ello, la Corporación Agustiniana envió el primer comunicado en atención a todos aquellos que pasaban por muy serias dificultades. Tal como se dijo en aquel momento, se respondería a todos y se harían todos los esfuerzos para que ningún niño, niña o adolescente quedase fuera del colegio por causas económicas producidas por esta pandemia.
Así se ha hecho. 

RENDICION DE INGRESOS Y GASTOS : 

Tal cual fue informado en diversos comunicados durante el año 2020 a toda nuestra comunidad agustiniana, entre los meses de noviembre de 2020 y febrero de 2021, se efectuó una acuciosa labor para atender a una parte importante de nuestros padres y/o apoderados que presentaron problemas para cumplir con el compromiso de pagos de sus colegiaturas.
Nuestra institución no ha estado ajena a sufrir importantes consecuencias, afortunadamente ha logrado sobrellevar esta difícil situación con el compromiso y esfuerzo de todos.
Nuestra Corporación se tuvo que hacer cargo de atender los requerimientos de padres y/o apoderados de cerca de 500 de nuestros alumnos. Se trató de llegar a todos ellos, con una atención lo más personalizada que las condiciones sanitarias lo permitían.
Dijimos: “ninguno de nuestros padres y/o apoderados verá condicionada la mantención del servicio educacional futuro para sus hijos por deudas producidas en el período de emergencia sanitaria” y el esfuerzo que hicimos, como Corporación” fue grande. También fue muy gratificante constatar el esfuerzo de las familias afectadas. No obstante las duras condiciones que debieron enfrentar, también hicieron un esfuerzo para poder honrar sus compromisos y concretar un objetivo básico, que es la mantención y continuidad de estudios de sus hijos en nuestro Colegio. ¡Gracias, también, a todos ellos!

En cifras concretas, el proceso extraordinario denominado “BECAS COVID – 19”, presenta lo siguiente: 

  • 497 PRESENTACIONES (considerado por número de alumnos);
  • 457 BENEFICIOS OTORGADOS;
  • 19 REPROGRAMACIONES;
  • 10 SOLUCIONES ESPECIALES; y
  • 11 SIN RESOLVER

TOTAL DE CASOS REVISADOS Y ATENDIDOS:      497

TOTAL BECAS OTORGADAS:                                    $ 99.422.837.-

 

Si bien existe un alto grado de satisfacción por los resultados del proceso, que ha respondido de buena manera al drama que han enfrentado nuestras familias, del mismo modo existe un alto grado de preocupación por la situación actual de nuestra institución.
Nuestra situación operacional actual es DEFICITARIA, los recursos con los que se cuenta no nos dejan margen de autonomía económica – financiera.
Así como nos satisface el haber podido llegar a nuestras familias con problemas, también nos satisface el hecho de haber podido responder de buena forma con todos nuestros compromisos, dentro los cuales está en primerizo nivel de importancia, las remuneraciones de todos nuestros colaboradores, Directivos, Docentes, Asistentes de la Educación y Administración Central. El cumplimiento de esa OBLIGACIÓN VITAL, se financia con casi el 70% de nuestros ingresos.
Dentro de dichos ingresos, como ha sido siempre, la parte con la cual contribuyen nuestros padres y/o apoderados ES FUNDAMENTAL.
En anexo informamos a la comunidad el resumen de la cuenta pública financiera año 2020. 

 

Rafael Pérez Cruzado
Director
 

 

El Bosque, 29 de marzo de 2021

Loading...

   
© Colegio Agustiniano - El Bosque